Poder

Apurando los 39 estoy viendo House of Cards y leyendo El Fin del Poder, de Moisés Naím, no por ambición ninguna (pobre diablo como soy), sino para comprender mejor en qué se basa esa capacidad que tienen los que detentan el poder para dirigir o impedir las acciones de otros. Naím distingue los siguientes cimientos sobre los que se puede apoyar el poder:

1]en la fuerza (o la amenaza de ejercerla), la más primitiva, dominante desde las primeras fases de la historia de las sociedades (animales y humanas), y que ha llegado a nuestros días en el ámbito militar.

2]en el código (moral), siguiente fase histórica, y persistente aún en el plano religioso.

3]en la recompensa, el incentivo: un factor activo desde el inicio del comercio, que evolucionó hacia el capitalismo, y que se manifiesta ante todo en el plano económico (aunque no solo, formas de recompensa hay miles).

4]el mensaje (la persuasión, el convencimiento), que rige el plano político y la comunicación, presente tanto en las democracias como en los totalitarismos adoctrinantes.

1] y 2] se basan evidentemente en el miedo, son cohercitivas, en tanto que 3] y 4] malean las voluntades de un modo más sutil.

No es solo geopolítica: todos ejercemos y nos doblegamos ante formas puras o combinaciones de estas cuatro fuerzas. Piénsalo cuando negocies con tu hijo que ha de ver dibujos animados también en inglés, o cuando tu mujer te convenza para pasar las vacaciones en ese lugar al que no te apetece demasiado ir.



Anuncios

(antigü)edades

El puente de Brooklyn es una obra civil prodigiosa, no solo es elegante como solución técnica, sino que fue extremadamente ambicioso en escala para su época. Pero, ¿qué época es esta?
La obra está tan en vigor, que cualquiera le echaría menos años de los que tiene y la ubicaría a principios del siglo XX, pero no. El proyecto se aprobó en junio de 1869, y la obra se finalizó en 1883.

2015/01/img_0944.jpg

He aquí cuatro cosas más nuevas que el cálculo de la estructura del puente de Brooklyn:

Italia: la unificación del país culminó en 1870, Alemania lo lograría al año siguiente.

La infalibilidad del papa, promulgada también en 1870.

La cloración de las aguas: las muertes por tifus alcanzaron su pico en 1880, a partir de entonces la desinfección del agua potable comenzó a generalizarse en Europa y Norteamérica, acabando con enfermedades semiendémicas como el cólera, y contribuyendo a la posterior explosión demográfica de estas regiones del mundo.

La radio: aunque las teorías establecidas por Maxwell y Herz datan del periodo 1860-1890, la verdad es que la primeras emisoras regulares no comenzaron a emitir hasta 1920.

Por el contrario, una obra contemporánea al puente de Brooklyn pero tremendamente anacrónica es el Castillo de Neuschwanstein (1869-1886), un edificio impostado -aunque en cierto modo bonito, y desde luego emplazado en un lugar increíble- que emula obras auténticamente medievales como el Alcázar de Segovia (sXIII a XV).

2015/01/img_0943.jpg

Citemos otras cuatro cosas anteriores a este castillo de la Bella Durmiente:

El ferrocarril: las primeras pruebas se hicieron en 1804 en Reino Unido (Napoleón Bonaparte aún no había alcanzado su apogeo), por Richard Trevithick, aunque fue Stephenson quien pasó del prototipo a la línea en explotación, en 1825.

La fotografía: los primeros experimentos de Niépce y Daguerre datan de la década de 1820, aunque se considera más bien el año 1839 como fecha de invención.

El teléfono, desarrollado por Antonio Meucci en 1857 (pero patentado por Graham Bell 20 años más tarde).

El motor eléctrico: Siemens, 1860

En definitiva, apenas 60 años separan la construcción de este “castillo” y la del Empire State Building, un tercio del periodo de casi dos siglos que separa las catedrales góticas de León y Toledo.

Año 10 tras el pico del petróleo.

Últimamente leo bastante sobre decrecimiento y declive energético. En estos foros se cita el colapso civilizatorio como un hecho inevitable. Quiero matizar que no temo un colapso repentino, pero sí un lento cambio de ciclo por agotamiento de las fuentes naturales de riqueza. Tal y como reconocen muchos economistas ortodoxos a través del concepto “estancamiento secular“, al que hizo referencia este otoño Christine Lagarde (aún sin vincularlo a causas materiales), debemos ir aceptando que no volveremos a conocer periodos de crecimiento económico como los previos a 2008. Si estos pronósticos se cumplen tendremos que adaptarnos a vivir con mucho menos: la costa ya no estará a 60€ de distancia de Madrid, una camisa hecha en Asia no podrá valer 20€, y la leche que consumes no podrá costar 1€ el litro.

En síntesis los hechos son los siguientes:

Tenemos disponibles tantos combustibles fósiles como los que hemos hecho arder desde que comenzó la revolución industrial (en el caso del petróleo, unos 273 Hm3). Nota 1: en 1800 tanto la población mundial como el consumo energético per cápita eran una mínima fracción de los actuales (aproximadamente 1/6), por tanto quien haya estimado que estas reservas durarán otros 200 años yerra. Nota 2: no, no hace falta que el petróleo se agote para que el sistema económico productivo actual colapse, con que se quede sin suministro parte de la demanda las consecuencias serán catastróficas. Por otro lado en este periodo de tiempo la concentración de CO2 en la atmósfera ha pasado de 225 ppm a 400ppm. Por tanto si quemamos el resto de reservas disponibles se prevé que la concentración supere las 575ppm, con resultados de nuevo catastróficos para la agricultura y los asentamientos humanos. En definitiva, nos encontramos entre la espada y la pared: calentarnos y asfixiarnos, o parar el tiro de la hoguera y asumir una crisis económica perpetua. Por supuesto existe la alternativa de realizar una transformación profunda de todo el sistema para basarlo en energías renovables, pero 1)es dudoso que esta alternativa tecnooptimista sea materialmente factible (la propia transición requeriría concordia y dedicar a ello gran parte de las reservas energéticas de alta densidad aún disponibles, y además debería haberse iniciado hace tiempo) y 2)no parece que la voluntad política ni social vayan por esa vía, preferimos seguir viviendo el espejismo de la energía asequible, disputando en guerras las últimas reservas, hasta darnos de bruces con el hecho consumado de la escasez.

A cualquiera le resultará duro y difícil creer que la prosperidad generalizada pueda tocar a su fin en paralelo al fin de la era de energía barata, (lo de “prosperidad generalizada” lo escribo desde España, siendo consciente de que 2/3 de la humanidad no ha llegado a conocer tal cosa). Aquí también llegamos tarde al desarrollo, apenas llevábamos un par de generaciones disfrutándo de él. La de mis abuelos (década de 1920) era mayoritariamente una sociedad rural, de agricultores analfabetos que luchaban por sobreponerse a la guerra, la enfermedad y el hambre. La de mis padres (1950) vivió la migración del campo a la ciudad, el acceso generalizado a la educación y a la sanidad; prosperidad, sí, pero sin libertad. Nosotros crecimos ya en democracia, y hasta hace bien poco todo parecía ir sobre ruedas, la idea de progreso continuo e imparable se había consolidado en nuestra mentalidad colectiva (bien es verdad que incluso antes de la crisis había indicadores fuera de la media: la elevada edad de emancipación, o la escasa natalidad), pero por lo general antes del estallido de la burbuja (al que precedió, recordemos, un shock de precios de materias primas) disfrutábamos de niveles de bienestar que ahora añoramos, y que hay quien asegura que no volverán… porque puede que esta no sea una crisis más, sino la crisis de recursos definitiva que va a cambiar el mundo para peor.

Debo insistir en que escribo en clave eurocéntrica, y comparto un temor que puede ser incomprendido desde un país no desarrollado: el miedo a que nuestros niveles de vida converjan a nivel global, igualándose por el menor rasero. El fin de la dualidad. Un sistema -Noroccidente- que reduce su entropía desde hace 500 años a costa de la energía y los recursos del resto del mundo, y que desde hace 200 años además lo hace de forma acelerada gracias al trabajo de los combustibles generados a lo largo de millones de años y que ahora empiezan a agotarse: un sistema abocado por ello a colapsar.

Noroccidente ha sido depredador, parásito y esquilmador, sí, pero también ha sido creador de conocimiento, cultura y tecnología, y ha alcanzado niveles de seguridad y equidad (para con los suyos) inéditos en la historia de la humanidad. El machismo, el asesinato generalizado y organizado incluso por gobiernos, la injusticia y el abuso fueron brevemente desterrados de ciertos rincones del planeta desde 1945 hasta el presente… pero puede que esto haya sido una breve excepción, una situación local semiperfecta a la que los futuros historiadores se referirán con incredulidad e idealismo, tal y como un escribano de la alta Edad Media podía citar la Pax Romana. El máximo logro de esta sociedad floreciente, la creación de una clase media educada y creativa, será lo primero en caer: con la escasez de recursos llegará la polarización social al estilo iberoamericano o asiático, en tan solo 10 años hemos visto el inicio de esta transformación, el comienzo del desmantelamiento de un estado de bienestar que ya no parece que nos podamos permitir. ¿Lo siguiente?, muy probablemente una crisis interminable, un largo periodo de inestabilidad, retroceso social, economía de guerra y declive demográfico a lo largo de las siguientes décadas. Solo cabe 1)reconocer el problema, y 2)contribuir a que el descenso sea tan suave como para posibilitar una transición ordenada y planificada hacia un nuevo modelo de austeridad forzosa y crónica.

Lo peor (o, por el contrario, nuestra esperanza) es que quizá nos ha faltado muy poco para vencer los límites naturales del desarrollo, puede que tan solo 50 años más tan brillantes en ciencias como los precedentes nos hubieran bastado para alcanzar el control total sobre el ADN, para idear y desarrollar nuevas fuentes de energía como la fusión nuclear, y salir a buscar a los asteroides y satélites los minerales más escasos en la Tierra, o para lograr la singularidad tecnológica (la inteligencia artificial que a su vez podría contribuir a resolver todos nuestros retos). 

Puestos a soñar sobre lo que podríamos alcanzar durante una prórroga así, pediría puerilmente que existiera un único gobierno mundial democrático que lograse estabilizar la población humana y proteger la biodiversidad, apostando por la investigación tecnológica y las inversiones en energías renovables como vía para que la homogeneización de los estándares de vida mundiales ocurra en un nivel más cercano al noroccidental que al de los países de cola… y más que por mí lo pido por quienes vivirán en 2050.

 

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/f7b/36705395/files/2014/12/img_0932.jpg

¿Hasta dónde llegan Google o Facebook?

Cada correo, cada búsqueda, comentario y actualización de estado son filtrados por los algoritmos de estos servicios gratuitos para los que no somos sus clientes, sino sus productos. Viven y crecen del conocimiento que tienen de nosotros, de saber nuestros gustos. Nuestra tendencia a consumir unos productos u otros vale mucho dinero. Además, hay quien dice que la primera inteligencia artificial nacerá justo ahí: skynet puede estar gestándose en los servidores de twitter. Dicho esto, ¿podría empezar a preocuparte el deteriorar tu rating de reputación, ya no solo entre tu comunidad de conocidos de carne y hueso (frente a la tía Julia, la de Tarazona, ahora que te ha agregado como amiga o follower), sino entre las máquinas que en un futuro próximo decidirán si se te concede un seguro, o si eres admitido en ese máster que quieres cursar?

Repasemos asuntos espinosos:

Sexo: Facebook e Instagram son puritanos, pero cuando se trata de hacer caja quizá no hay tapujos que valgan. Frases con alusiones y palabras clave ¿les sirven para identificar al público objetivo de publicidad de páginas de contactos, o de tiendas online de juguetes eróticos?:

“detrás de todo matrimonio feliz hay un bote de aceite Johnson’s, y lo sabes”

“chicas del foro: ¿alguien puede decirme si las bolas chinas pueden estropearse en el lavavajillas?”

“la típica noche que te masturbarías para conciliar el sueño, pero lo evitas porque al día siguiente tienes una reunión importante”

“me he enamorado de una alumna, ¿cuál es la edad mínima a partir de la cual las relaciones sexuales consentidas dejan de ser delito?”

“¿en qué estados de USA no está penalizada la poligamia?”

… la verdad es que conviene evitarlas, reprimiendo el exhibicionismo de la vida privada, pero sobre todo por una cuestión de respeto a uno mismo.

IMG_0914.JPG

Política: nada valoraría más un futuro gobierno totalitario mundial que tener a todos los ciudadanos autoetiquetados según su grado de sumisión al poder. Por tanto, con tus likes a Occupy Wall Street, DRY o Podemos has de ser consciente de estar retratándote como inconformista/subversivo. Más se jugaban los militantes del PSUC durante el franquismo …¿o no?

IMG_0906.JPG

Raza: ¿te parece extraño que egipcios, hebreos y romanos en las películas norteamericanas estén representados por rubitos?, ¿quieres decirle al mundo que esto es tan ridículo como un torero asiático?. Puedes hacerlo, pero quizá se te etiqueta junto a los del anterior grupo…

IMG_0856.JPG

Afortunadamente lo anterior es, si no imposible, sí ilegal: contamos con una LOPD garantista, que en su artículo 7 recoge:

“Quedan prohibidos los ficheros creados con la finalidad exclusiva de almacenar datos de carácter personal que revelen la ideología, afiliación sindical, religión, creencias, origen racial o étnico, o vida sexual.”

En todo caso cito una regulación nacional, ¿no es una paradoja que en un mundo global no exista una norma internacional?

En la siguiente reseña parecen haber cruzado esta línea roja, puede que por jugar fuera del territorio español, o porque contasen con autorización expresa de los usuarios:

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/f7b/36705395/files/2014/12/img_0919.png

De momento es el código ético de las compañías y la libertad de los propios usuarios para gestionar su información y los servicios que acceden las que han de seguir gobernando a este Gran Hermano de mil cabezas.

IMG_0961.JPG

Los historiadores del futuro nos estudiarán (otra cosa es que nos comprendan)

España, 6º año de crisis, cosas que se pusieron de moda en la década de 2010:
-Correr, y lo que es peor, el postureo runner: selfies en mallas que atentan contra toda norma estética, rutas y tiempos… ¿acaso exhibo yo el número de botellines de cerveza que me he pimplado de una sentada? (bueno, sí, a veces lo he hecho)
-Los gin tonic a 12€ , con todo el contenido de un herbolario y más poesía que en la memoria de un proyecto arquitectónico de A-cero
-Las smart cities
-El despotricar contra los recortes y la corrupción al tiempo que escaqueamos el IVA de esa pequeña reforma
-El despotricar contra los recortes y la corrupción, pero solo en twitter
…complete usted mismo este listado

IMG_0026.JPG

Juan

He querido saber más sobre los dos juanes que han hecho célebre el nombre hebreo de Juan siglos atrás, y he acudido a los escritos de Juan Evangelista sobre el Génesis, Juan Bautista y Jesús:

IMG_8849.JPG

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. (¿?)

Este era en el principio con Dios. (¿?)

Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. (¿?)

Y la luz en las tinieblas resplandece; mas las tinieblas no la comprendieron.

Fue un hombre enviado de Dios (¿?), el cual se llamaba Juan.

Este vino por testimonio (¿?), para que diese testimonio de la luz, para que todos creyesen por él.

No era él la luz, sino (¿?) para que diese testimonio de la luz.

Aquel era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre que viene a este mundo.

En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por él (¿?); y el mundo no le conoció.

A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

Mas a todos los que le recibieron, dioles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre:
Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”

…al terminar no he podido evitar pensar en toda las confusiones gramaticales, malinterpretaciones y omisiones introducidas y acumuladas en las sucesivas traducciones. Del arameo al griego, del griego al primer latín de la Vetus Latina, luego a la Vulgata y finalmente al castellano…

¡Ojalá San Jerónimo y Felipe Scío hubiesen contado con Google Translator!, aunque la máquina sea solo tan infalible como el que la programa.

¿Democracia directa?

Black Mirror – Actual Democracy

“_Look we we don’t need politicians, we’ve all got iPhones and computers, right? So any decision that has to be made, any policy, we just put it online. Let the people vote – thumbs up, thumbs down, the majority wins.That’s a democracy. That’s a that’s an actual democracy.
_So’s YouTube, and I don’t know if you’ve seen it, but the most popular video is a dog farting the theme tune to Happy Days.
_Well, today it’s Waldo.
_No. It’s still the dog.”

La masa da miedo, sí, la masa tiene gustos cuestionables, como Telecinco, McDonald’s, Le Pen, el cotilleo en torno al fútbol fuera de los 90′ de juego… o el perro que se tira pedos musicales en youtube.
Sin embargo hay cuatro soluciones para esto: 1º educación y cultura, 2º educación en valores, 3º educación en desarrollo de pensamiento crítico, y 4º educación en el fomento de la participación.

Puede que hoy la masa no castigue la corrupción, o no se plantee siquiera (¿por pereza?) poder votar cada tres meses las cuestiones más importantes de una legislatura. Cuestiones que sin embargo sí debate en los cafés (regulación del aborto, cambio de huso horario y racionalización del tiempo de trabajo, por citar un par)… pero todo llegará, porque el extremo actual supone también un gran desequilibrio: esta democracia representativa nuestra que delega la soberanía en una casta impermeable mediante una sola respuesta cuatrienal y dicotómica que no responde a estas cuestiones complejas sino indirectamente, … nuestros estados presentes se verán desde el futuro como regímenes oligárquicos superados, espero. Y, contra los Waldos, educación.

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2007/03/04/actualidad/1173002462_850215.html

20140405-010120.jpg

¿Historia, actualidad, o ficción?

La venta de unos terrenos propiedad de la corona reporta al monarca grandes beneficios. Un catedrático universitario y periodista denuncia en dos extensos artículos que ese dinero debería pertenecer al estado, y seguidamente es destituido. En su defensa decenas de profesores y alumnos se manifiestan en la Puerta del Sol, en la represión las fuerzas del orden causan 14 muertos. La tensión se alarga durante tres años, pero finalmente el monarca acaba en el exilio, ¿puede parecer una historia reciente/contemporánea?.

El terreno es el Barrio de los Jerónimos, el profesor Emilio Castelar, y la monarca Isabel II.

La jornada de represión ha pasado a la historia como “la noche de San Daniel“; casualmente el número de víctimas es el mismo que en la intervención de la guardia civil en la valla de Ceuta esta semana, ese “limes” contemporáneo.

20140215-150034.jpg

Fichas de dominó

Sabido es que antes del agua potable desinfectada, el alcantarillado o la extensión del uso del jabón -pero sobre todo, de los fármacos y la medicina moderna- la gente moría como chinches, y de esto no se libraba ni la familia real.

Es menos sabido que Carlos I y Carlos II fueron reyes de España por chiripa, suplentes a los que la parca promocionó, y cuyas coronaciones acabaron trayendo más muerte.

El primero llegó a la península tan sólo porque Juan, el hijo de los Reyes Católicos, no pasó de los 19 años (le dió tiempo a casarse y engendrar una heredera, pero ésta murió en el parto). El reinado del flamenco se inauguró con la sublevación de los comuneros en Castilla, y con la rebelión de los burgueses en Mallorca y Valencia, la guerra de las germanías.

El segundo era la última bala en la recámara de los Habsburgo; un “poseído” que llegó al trono tras la muerte del primogénito de Felipe IV, que hubiera dado a la genealogía real un nombre pintoresco y navideño de haber llegado al trono: el rey Baltasar Carlos I. El fallecimiento del débil Carlos desencadenó la guerra civil e internacional de Sucesión.

Lo dicho: muerte que trajo más muerte, ¿qué habría sido de España de haber reinado Juan I?, Italia y América hubieran seguido siendo prioritarias, pero ¿se habría canalizado el poder militar hacia el norte de África, como un desbordamiento de la reconquista, en lugar de hacia Flandes?. Por otro lado, de no haber habido guerra de Sucesión, la elegante y recargada arquitectura de los Borbones no hubiera llegado a la austera meseta: La Granja, Aranjuez, Madrid no tendrían los mismos Reales Sitios que disfrutamos hoy… en cualquier caso, todo esto es historia ficción.

20140212-235710.jpg

…y más vidas ilustres

En el improbable caso de que un sábado por la noche quieras dedicarte a leer biografías en la wikipedia, hay dos que no puedes perderte.

Ambos urbanistas, ambos liberales en el sentido decimonónico de la palabra: lucharon por el progreso de una España atrasada, y por la igualdad de clases. Ambos desgraciados:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ildefonso_Cerdá

http://vacarizu.es/Cuadernos/Cuaderno_22/Angel_Fernandez_de_los_Rios.htm

Sobre el segundo, el menos conocido de los dos: “Madrid antes de las reformas y ensanche del siglo XIX proyectado por Castro era una ciudad congestionada y agobiada dentro de la cerca levantada por Felipe IV en 1625, Fernández de los Ríos, a pesar de la brevedad en el cargo de concejal tras la revolución de 1868, consiguió obras trascendentes para Madrid como abatir la tapia de la ciudad, abrir el Retiro a los madrileños, construir el primer viaducto de la calle Bailén o abrir la plaza del 2 de Mayo, entre otras. Pero además dejó escrito un magnífico libro para reformar Madrid titulado El futuro Madrid que es una excelente referencia para conocer la ciudad, debido a lo detallado de sus descripciones, y al mismo tiempo es un análisis crítico de la sociedad que le tocó vivir.”
(Más en: http://www.madrid.es/UnidadWeb/Contenidos/EspecialInformativo/TemaCulturaYOcio/Cultura/MuseosMuni/MuseoMuni/EliminarTemporales/Conferencias.10.08.pdf)

20131116-215133.jpg