¿Historia, actualidad, o ficción?

La venta de unos terrenos propiedad de la corona reporta al monarca grandes beneficios. Un catedrático universitario y periodista denuncia en dos extensos artículos que ese dinero debería pertenecer al estado, y seguidamente es destituido. En su defensa decenas de profesores y alumnos se manifiestan en la Puerta del Sol, en la represión las fuerzas del orden causan 14 muertos. La tensión se alarga durante tres años, pero finalmente el monarca acaba en el exilio, ¿puede parecer una historia reciente/contemporánea?.

El terreno es el Barrio de los Jerónimos, el profesor Emilio Castelar, y la monarca Isabel II.

La jornada de represión ha pasado a la historia como “la noche de San Daniel“; casualmente el número de víctimas es el mismo que en la intervención de la guardia civil en la valla de Ceuta esta semana, ese “limes” contemporáneo.

20140215-150034.jpg

Fichas de dominó

Sabido es que antes del agua potable desinfectada, el alcantarillado o la extensión del uso del jabón -pero sobre todo, de los fármacos y la medicina moderna- la gente moría como chinches, y de esto no se libraba ni la familia real.

Es menos sabido que Carlos I y Carlos II fueron reyes de España por chiripa, suplentes a los que la parca promocionó, y cuyas coronaciones acabaron trayendo más muerte.

El primero llegó a la península tan sólo porque Juan, el hijo de los Reyes Católicos, no pasó de los 19 años (le dió tiempo a casarse y engendrar una heredera, pero ésta murió en el parto). El reinado del flamenco se inauguró con la sublevación de los comuneros en Castilla, y con la rebelión de los burgueses en Mallorca y Valencia, la guerra de las germanías.

El segundo era la última bala en la recámara de los Habsburgo; un “poseído” que llegó al trono tras la muerte del primogénito de Felipe IV, que hubiera dado a la genealogía real un nombre pintoresco y navideño de haber llegado al trono: el rey Baltasar Carlos I. El fallecimiento del débil Carlos desencadenó la guerra civil e internacional de Sucesión.

Lo dicho: muerte que trajo más muerte, ¿qué habría sido de España de haber reinado Juan I?, Italia y América hubieran seguido siendo prioritarias, pero ¿se habría canalizado el poder militar hacia el norte de África, como un desbordamiento de la reconquista, en lugar de hacia Flandes?. Por otro lado, de no haber habido guerra de Sucesión, la elegante y recargada arquitectura de los Borbones no hubiera llegado a la austera meseta: La Granja, Aranjuez, Madrid no tendrían los mismos Reales Sitios que disfrutamos hoy… en cualquier caso, todo esto es historia ficción.

20140212-235710.jpg