Reputación Institucional

Las instituciones se crean en respuesta a una necesidad. Un balance entre las formas en el desempeño de sus funciones y la eficacia con la que responden a su objetivo hacen que sean o no cuestionadas por la opinión pública y por el resto de poderes políticos. En contra de lo que nos puedan transmitir, la percepción que se tiene de ellas no se torna negativa por el mero paso del tiempo, la erosión no es “inevitable”, sino que en la mayoría de los casos resulta autoinfligida.
Concretemos en base a tres ejemplos:
  • Las Naciones Unidas se crean en un momento de optimismo universal, en el ambiente de euforia postraumática que reinaba en 1945. En este foro se depositaron grandes esperanzas, pero sin embargo con el paso del tiempo en demasiadas ocasiones desgraciadamente ha demostrado su inoperancia recurrente para plantear y aplicar soluciones a los problemas económicos, ecológicos, y de seguridad que afectan a la humanidad. Hasta tal punto se encuentra desgastada su reputación, que una alumna me ha mirado esta mañana con cara de sorpresa cuando he citado a la FAO como una fuente de datos perfectamente válida en materia de gestión del agua para regadíos… y me temo que ha sido por el mero hecho de estar vinculada la FAO a la ONU, según su opinión, “una instutución ineficaz”…evidentemente se me ha caído el alma a los pies.
  • Otro ejemplo lo constituyen los partidos políticos y sindicatos: media España pasó 40 años anhelándolos, para acabar llegando a día de hoy al divorcio más absoluto; en efecto, hay una brecha creciente entre el pueblo y las organizaciones que lo representan, sin embargo éste sería un problema con fácil solución mediante la apertura de los partidos a los ciudadanos, claro que… se para eso habría que desmontar el chiringuito de mucha gente.
  • Por último cae en picado la reputación de LA institución incuestionable e incuestionada hasta hoy …y no, no me refiero a la curia, sino a la monarquía: efectivamente, el desgaste se lo han ganado entre unos y otros a pulso de “acciones poco ejemplares” que han hecho que el país- a pesar de la ola desinformativa favorable tras la que se escuda la figura de Juan Carlos I- empiece a plantearse para qué sirve, y si nos sirve adecuadamente la corona. El para qué tiene la respuesta en el tráfico de influencias puro y duro, al más alto nivel (¿qué es si no la mediación para obtener contratos en países no democráticos?), y el si lo hace adecuadamente, depende del precio que estemos pagando por ello, porque claro, los ocho millones de euros que tiene oficialmente como presupuesto la casa del rey no deben reflejar ni un 20% de sus ingresos “reales”.
    …y es que hay que ser previsores, que en esa familia se sabe de primera mano lo caro que resulta un exilio.
Isabel II huye hacia París en 1868
Alfonso XIII parte hacia el exilio en Abril de 1931
Anuncios

5 pensamientos en “Reputación Institucional

  1. Sólo un par de apuntes sobre una palabra… no creo que no haya sido incuestionada ni que sea incuestionable hasta hoy la reputación de la monarquía, solo que al cuarto poder no le interesaba el tema, y las acciones u opiniones en su contra no cuajan ni llegan a ser publicitadas, y el segundo apunte es que incuestionada no sale en el diccionario de la RAE!! gggggggggggg

  2. Es verdad, el "palabro" suena raro, pero plantéame una alternativa mejor.Ya sabes que tampoco soy partidario de crear neologismos para sustituir a palabras que ya existen y que tienen la misma acepción: http://elpais.com/elpais/2012/04/19/opinion/1334828727_084754.htmlSin embargo en este caso el mero hecho de que "incuestionado" no aparezca en la RAE no me dice nada, la RAE es como la Iglesia, va bastantes años por detrás de la sociedad. Un indicador de si una palabra está en uso es que haya sido usada por autores "serios" (no valen artículos periodísticos, ja ja), y tenemos algún ejemplo: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=900061

  3. Con lo del cuarto poder tienes toda la razón: dado que la extrema derecha (contenida en el PP) no le tiene ningún aprecio ("perjuro" le dicen, porque en 1969 juró "guardar y hacer guardar los principios del Movimiento"), JCI se ha apoyado en dos pilares: el PSOE, y la prensa. No me preguntes cómo ni por qué, pero los tiene comiendo de la palma de la mano desde hace 35 años.

  4. Lo sé, lo sé, ya hablamos una vez del tema este de los palabros, creo que en una de tus primeras entradas. De hecho me pasaste un enlace a una página interesante que todavía tengo por ahí en favoritos… Creo que te puse como ejemplo que NÍTIDAMENTE no estaba en el diccionario, y en cambio CLARAMENTE sí, ya me dirás qué diferencia o problema puede haber para que una aparezca y la otra no…En cuanto lo de poner otra cosa sustitutiva, supongo que NO CUESTIONADA podría furular (¡¡¡FURULAR tampoco sale!!! adónde vamos a llegar… gggggggggg)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s