Siglo XXI

Asistí a las dos charlas que dió José Luis Cordeiro este mes al respecto de los escenarios de futuro que se nos plantean, desde diversas perspectivas. El punto de vista geopolítico predominó en la segunda de ellas, pero la más fascinante, por tocar temas próximos a la ciencia ficción, me pareció la primera de estas charlas, celebrada en la EOI, y en la que expuso algunos de los avances científicos y técnicos que están por venir: las futuristas (y para más de uno inquietantes) ideas del transhumanismo y el desarrollo de la inteligencia artificial, la posibilidad de desprogramar el envejecimiento de nuestro ADN, o la futura aplicación de la eugenesia, con todos los dilemas morales que todo ello conlleva:
¿es deseable para la pervivencia medioambiental la inmortalidad de nuestra especie en un escenario de superpoblacion?, ¿es éticamente aceptable la segregación que se daría con la coexistencia de individuos seleccionados y no seleccionados?, en fin, como siempre, la ciencia va muy por delante de nuestra capacidad para resolver los problemas geopolíticos y sociales, a priori más sencillos que los técnicos, pero que no encuentran ni el consenso ni la voluntad política necesarios.

Para los interesados, dejo estos enlaces:

http://www.millennium-project.org

http://explorandoelfuturo.blogspot.com

http://www.transhumanism.org

http://www.singularity.com

Anuncios

El antiyo

Por curiosidad tecleó su nombre en google, y el primer resultado no se refería a sí mismo, sino a otro Sergio Sierra González que por lo visto vivía en Medellín, Colombia, y tenía un perfil en facebook.
Dudó unos instantes si agregarle para saber más de él, pero enseguida pensó “bah, qué absurdo, en realidad lo único que tenemos en común es un nombre y unos apellidos, bastante comunes por otro lado, incluso me extraña que sólo seamos 2 entre 7.000 millones”.
Apagó el ordenador y se dedicó a otras cosas, olvidando este hallazgo sin importancia.

Esa noche sin embargo su antiyo volvió a tomar forma en sueños, como una imagen inversa de sí mismo: mientras uno era bajito y rubio, el otro alto y moreno; donde uno odiaba el fútbol, el otro era un forofo incondicional de su equipo. Uno rico por herencia y bastante desocupado, el otro trabajador incansable sin suerte, y casi pobre. Hasta sus mujeres eran opuestas. El uno no quiso tener hijos, y el otro tenía demasiados… ¿y si intercambiaban sus vidas por unos días?, pensó. Sería fácil (burocráticamente la broma daría el pego), y con este juego rompería la monotonía en la que estaba inmerso.

Al despertar, en aquella cárcel colombiana, tardó en recordar cómo había llegado allí… maldito Sergio, no le había contado todo, el muy canalla.

Izquierda Desunida

¿Qué se vota en unas elecciones generales como las de hoy?, ¿se evalua la legislatura pasada?, ¿se mira hacia adelante y se escoge el mal menor?.

En política los matices son importantes, el romper el bipartidismo necesario, y la pluralidad positiva. Todo ello obliga al consenso, y pone freno a la arrogancia de las mayorías absolutas.

Sin embargo hoy sólo el ala izquierda del parlamento refleja todo lo anterior (en exceso). La imagen de división que dan estas 9 papeletas es suficientemente elocuente.


Respecto al resultado previsible, en cuanto a lo que nos afecta… en política económica en realidad va a dar igual lo que se decida desde el Parlamento o Moncloa: las cosas cuando realmente se reconducirán será con los cambios de gobierno en Berlín y París. Si, como parece que va a ocurrir, gana allí la izquierda, se relajarán los recortes y se volverá a apostar por el impulso del Estado para salir de la crisis. Eso sí, los afectados griegos, portugueses, italianos y españoles no habremos participado en la toma de estas decisiones… tenemos que ser conscientes de que sólo sómos comunidades autónomas minoritarias y perifericas de la Unión Europea.

En relacióna a la política social cabe preguntarse ¿se romperá el monolitismo del PP si finalmente no llega a revocar el matrimonio gay, o la regulación actual del aborto? ¿cuál es la amplitud máxima que puede alcanzar un partido antes de llegar a fragmentarse?.
Sin duda en este caso los ataques más virulentos le llegarán al PP de sus hinchas más radicales: la derecha más reaccionaria.

http://politica.elpais.com/politica/2011/11/17/actualidad/1321559862_831262.html

En cualquier caso, no encuentro calificativos para el hecho de que este país quiera salir de la crisis por la derecha… ¿sorprendente, decepcionante, paradógico?