La pequeñez del hombre

“La Tierra es un punto azul pálido casi perdido en un inmenso mar de estrellas”-Carl Sagan

Pongamos Space Oddity de Bowie de fondo y dejemos por un día la política para dar un paseo por la ciencia, porque además resulta que homenaje a Asimov al final lo ha leído bastante gente (aunque como en casi todas las entradas, sin feedback… ¿hay alguien ahí? :-).

En fin, ahí va un segundo homenaje, esta vez a Carl Sagan y a toda la buena ciencia ficción, con una pequeña crítica de partida: llevan toda la vida engañándonos. ¿Y cuál es la mentira?… pues ni más ni menos que la posibilidad de los viajes interestelares.
La chispa la prendió Julio Verne, pero la bola creció hasta irse de madre durante la guerra fría y la carrera espacial URSS-EEUU, con el clímax en los años 70 tras las misiones Apolo. En realidad, aunque el asunto esté hoy de capa caída, los chavales de treinta y tantos y más hemos crecido con ello: ya en los 80 el mejor regalo que podían hacerme era una nave Tente con sus astronautas en miniatura y el anagrama de la Nasa en el alerón (aún recuerdo a mis padres dándome la caja, así, sin cumpleaños ni nada de por medio).

Me parece fascinante (y entrañable) toda la iconografía de la ficción espacial… desde el Flash Gordon art deco años 30/40/50, a Dune o Star Trek (seguramente la más científica de todas las sagas), pasando por el western espacial de Star Wars, o la reinterpretación que hizo Asimov de la caída del Imperio Romano en la serie Fundación. Por su parte la rivalidad de los actores de la guerra fría no se quedó atrás alimentando esta hoguera, con la propaganda épica soviética en torno a la carrera espacial, no dejéis de echar un vistazo al link: http://www.yuriesfera.net/recursos/carteles/

Con todas estas historias soñaba despierto en mis años gafapastosos, y de una suerte de paranoia similar se contagiaron todos los seguidores del fenómeno UFO (a todo esto, ¿no es increíble que una cadena pública mantenga los programas de Iker Jiménez y de Miguel Blanco?)… para ellos siempre he tenido dos preguntas: ¿cómo narices explican la influencia de las modas estéticas terrestres sobre los extraterrestres? (ved la evolución de “platillo volante años 50” a “platillo volante años 90”), y, otra muy buena: los dos seres más inteligentes sin salir de nuestro planeta tierra son tan diferentes como un hombre y un delfín, ¿cómo explicar la convergencia evolutiva de dos individuos de planetas diferentes como el Dr. Spoke e Ibarretxe?, o, dicho de otro modo: vaya casualidad que los monigotes alienígenas del caso Roswell tengan justo dos ojitos, una nariz y una boca, dos manitas y 10 deditos… ¿no será que nos creemos el punto final de cualquier forma de evolución?.
Pero he divagado, me calzo el jersey de cuello alto, trato de modular la voz tan fantásticamente como José María del Río, y volvamos a centrarnos en por qué no podemos cambiar de Sol. Para verlo vayamos a los numerajos:
SOBRE LA ENORMIDAD DEL ESPACIO
  • Distancia Tierra-Luna: menos de 400.000 km, unos 30 diámetros de la tierra, poco más de un segundo-luz… no es por quitarles mérito a Von Braun y compañía, pero nuestro satélite está realmente cerca, tanto, que el sistema tierra-luna queda empequeñecido en relación con el propio sol, cuyo diámetro es de 1.400.000 km, lo dibujo a escala:

  • Distancia Sol-Tierra: unos 150·millones de km, esta distancia se ha tomado como Unidad Astronómica (UA), unos 8 minutos-luz. Reduciendo el Sol al tamaño de una esfera de 1m de Ø, la Tierra sería una canica de Ø1cm ubicada a 100m, y júpiter una pelota de Ø10cm a 500m de distancia… si en el parque del Planetario hicieran esta representación del sistema solar a escala nos daríamos cuenta de lo vacío que en realidad está el espacio, mucho más de lo que muestran las ilustraciones de los libros de texto con los planetas alineados tan juntitos :-)
  • Distancia a las “afueras” del sistema solar: cinturón de Kuiper, 100 UA, o 14 horas-luz …10km en nuestro modelo a escala (veo que no cabe en el Tierno Galván).
  • Distancia a la estrella más cercana: Próxima Centauri, 4 años luz.
  • Distancia al planeta rocoso más próximo detectado: CoRoT-7b, 500 años luz
  • Diámetro de la galaxia: 100.000 años luz.
Si a estas magnitudes contraponemos la velocidad del objeto más veloz construido por el hombre (sondas Voyager) que es de 3,6 UAs/año, es decir 0,000570776 la velocidad de la luz, (fueron lanzadas a finales de los años 70 y han alcanzado recientemente el cinturón de Kuiper), nos damos cuenta de que somos un caracol tratando de llegar de Lisboa a Pekín…
Suponiendo que pudiésemos multiplicar por 100 la velocidad de las Voyager, tardaríamos 700 años en llegar a próxima centauri-algo que no tiene mucho interés por tratarse de una enana roja- y 87.600 años en llegar al citado CoRoT-7b. Los números hablan por sí solos ¿no?, a pesar de eso soñar es gratis, y la imaginación de los escritores ha creado el salto al hiperespacio, los viajes a través de agujeros de gusano, o la inmortalidad de los cosmonautas…al fin y al cabo el envejecimiento está programado en nuestro ADN, no será tan difícil desprogramarlo.
Por último, como decía mi profesor de ciencias naturales, “vivimos sobre la nata de un tazón de leche caliente”, la corteza de la tierra tiene entre 10 y 70 km: mira en una esfera terrestre la distancia entre Madrid y Toledo (+o -1mm, dependiendo de tu esfera) y pincha en vertical ese espesor ¡glups!, ya has encontrado el magma.
En cuanto a la tenuidad de la atmósfera respirable: su espesor de unos 12km es, por tanto, respecto a esa esfera terrestre que tienes de sobremesa, como si la envolvieras con film transparente de cocina…¿a que vale la pena ir en bici a los sitios para cuidar el frágil equilibrio del (poco) aire de que disponemos?
Aunque Sagan no lo dijera tan explícitamente, (era un optimista nato), dejar volar la imaginación para identificar nuevos hogares nos debería llevar a pensar en colonizar el Sáhara, Siberia.. o Venus, la Luna, Marte, pero no a salir de nuestro sistema (incluso los intentos de comunicación se topan también con el corsé de la velocidad de la luz, como el mensaje de Arrecibo de 1974, que tardará 25.000 años en llegar al cúmulo de Hércules).
En definitiva, acabaré con moraleja, como las historias del repelente Webster: estamos atrapados en este planeta, más vale que lo cuidemos, porque como mucho podremos salir a dar un paseo por el sistema solar, siempre que decidamos que vale la pena, o abrir bien las orejas en busca de indicios de otras civilizaciones, pero seguramente el ser humano nunca pondrá el pie más allá de nuestra roca flotante… que ya bastante tenemos con retrasar nuestra autodestrucción.

Anuncios

"Se agotará la legislatura porque se han de completar las reformas" (temblad)

El pasado marzo se reunió el Presidente, “the boss”, “el que manda, “el que tiene la sartén por el mango” con los directivos de las empresas del Ibex 35. También estaba José Luis Rodríguez Zapatero.
Todo se hizo con luz y taquígrafos, que luego no digan que esto es una especie de Club Bilderberg.
Yo me imagino que la idea de este cónclave surgió de una llamada telefónica tipo Gila tal que:

_¿Está el poder político, la voz de la soberanía popular?

_Al habla, Don Emilio

_Mira José Luis, a esta situación hay que meterle mano de una vez, y como las dos tardes que pasaste con Jordi Sevilla me parecen insuficientes para la que se nos viene encima, creo que debes escuchar la experiencia que tenemos quienes llevamos toda la vida levantando este país.

_Excelente idea Don Emilio, ya sabe que estoy siempre dispuesto a escuchar y aprender, podemos hablar de cómo aplicar estímulos desde el sector público.

_Nonono, déjate de monsergas keynessianas, no tienes un duro y lo que hay que hacer es recortar. Trataremos temas urgentes, como por ejemplo la imperiosa necesidad de reformar el sistema de pensiones… los fondos privados son un producto que no acaba de arrancar, y sin pasivo no puedo reactivar el crédito, estooo sé que no me entiendes, pero por eso es importante que nos veamos. Además una foto con nosotros te vendrá muy bien para proyectar una imágen de estabilidad y solvencia, que me han dicho que Merkel ya prefiere hablar con Rajoy antes que contigo.

_Como usted diga Don Emilio, me parece una estupenda iniciativa. Hasta entonces, a sus pies.

…Ay Señor, antes aquel subinspector de Valladolid, hoy el abogado éste de León, ¡qué paciencia!… y además, como están apenas ocho años, en cuanto se empiezan a enterar y a obedecer ya toca cambio. Papá contaba que con Paco era todo mucho más sencillo.

http://www.elpais.com/especial/reunion-zapatero-empresarios/#

El Hundimiento

Cinco días… en cinco días puede caer un partido con 132 años de historia. Hay mil opciones abiertas, ahora que ya no se van a publicar encuestas vamos un poco a ciegas (y la derecha está también nerviosa, lo que me alegra)… pero por lo que he visto y escuchado en Sol (99% gente de izquierdas), y lo que he hablado con mis compañeros y amigos, vaticino el paso del bipartidismo al monopartidismo.

Lo digo con cierta nostalgia, porque no me gustará ver caer a un partido que ha tenido mi simpatía muchísimo tiempo, y con la seguridad de que el monolitismo que viene es peor que la alternancia de la que nos quejamos… y sin embargo voy a contribuir a ello: nos han fallado, contra lo prometido.

Ahora cabe esperar que la izquierda se refunda, que se purgue, que se renueve, y que se oponga con más fuerza a esta derecha siempre fiel y obediente a su disciplinado ideario y a sus consignas, ellos seguro que no faltarán el domingo.

Democracia Real Ya

El “Sistema”, el “Mercado”…¿el “Coco”?. No, tan sólo pirámides jerárquicas en las que nuestra especie (gregaria) se siente a gusto porque, no lo olvidemos, le dan cobijo. Sistemas de colaboración/explotación tan complejos que ni siquiera la persona que hoy se sienta en la cúspide tiene capacidad para cambiar gran cosa en una maquinaria que funciona sola.

¿Es la democracia en la que vivimos el mejor modo de gobierno que ha habido hasta el momento?…a poco que sepamos de historia, sin duda sí: la igualdad de oportunidades, la capacidad de información, de eleción y de influencia o la protección a los desfavorecidos nunca antes han sido mayores que ahora. Aquí, y casi donde mires: en Argentina, en Grecia o Portugal…

¿Quiere esto decir que el sistema social/económico no es mejorable, que debemos conformarnos?…sin duda no.Esta democracia efectivamente no es del todo real, trata de guardar las formas (las formas son importantísimas, tambien en tiempos de Franco se mantenía un parlamento títere), pero se le ven las imperfecciones por los cuatro costados :

  1. Elegir a los decisores cada cuatro años queda muy lejos de participar realmente en las decisiones… en España no se celebra un referendum desde el año  1986; entre tanto nos hemos metido en varias guerras (en unas tras consulta al congreso, en otras no), hemos cambiado de moneda, se han aprobado leyes y estatutos que afectaban a derechos básicos… el debate y la respuesta de un pueblo a todo esto han de ser complejos y abiertos, no vale un Sí/No cerrado a tal o cual gobierno.
  2. El bipartidismo es pernicioso, el sistema d’Hondt distorsiona los resultados e impide que haya un partido bisagra con implantación nacional, y esto acaba pareciéndose a la alternancia Cánovas-Sagasta… o al juego de la botellita.
  3. El sistema judicial precisa una reforma en profundidad. No en vano es una de las instituciones peor valoradas del Estado, recordemos por ejemplo que para ella no tuvo lugar la transición, en el sentido depuratorio que está teniendo lugar en Túnez.
  4. En la gestión de esta crisis existe la grave percepción de que pesan más las decisiones de mercados e institciones exteriores que las de nuestro brazo político: ministerio de Economía/Presidencia… y no es sólo percepción, es la puñetera realidad.

¿Y por qué precisamente parecemos reaccionar ahora?… parafraseo de memoria a Stéphane Hessel “en el 45, después de la guerra, no teníamos nada más que un país por reconstruir a partir de un montón de escombros. Y sobre esa base se erigieron los pilares del Estado de Bienestar: sistema de pensiones, eduación gratuita y laica, y sanidad universal. Hoy, cuando aparentemente todo es próspero al mirar a nuestro alrededor… no hay ruinas, no hay muertos, nos dicen que no hay dinero para mantener esos logros… y nos debemos preguntar: si hasta 2008 lo hubo, ¿dónde ha ido a parar?”

Por fin este domingo hemos salido del letargo… calculo que éramos apenas unos 50.000 descontentos, un bajo porcentaje de los votantes, pero al menos ha habido una reacción indignada ante las soluciones que, sin consultarnos, se están aplicando para salir de esta crisis sistémica.

Venganza

Cada cultura y cada época han tenido sus propagandistas, y viceversa: la moral y los intereses de toda sociedad se reflejan en su ficción.
Así, la colonización del mediterráneo por los griegos tenía su espejo en la mitología y en las aventuras de los argonautas, la reconquista y su continuación por inercia en América, se incentivan y reflejan en las gestas inverosímiles de los libros de caballería de los que se mofa Cervantes. El sometimiento de África hasta se veía como algo gracioso en Titín en el Congo… 80 años antes de El Sueño del Celta, eso sí.

No voy a entrar en juzgar cuál era el castigo que se merecía Bin Laden, ni si era pertinente correr el riesgo de atentados o secuestros masivos pidiendo su liberación en el tiempo de su dentención, juicio y condena. Símplemente doy mi respuesta a la fácil acogida que el asesinato de estado ha tenido entre todos los que celebraban el hecho: Hollywood lleva décadas sembrando apología de la venganza, y su cine es la voz de la hegemonía de Estados Unidos. El cine educa, y en este caso maleduca.
Sinceramente, creo que todos nos alegramos del fin de esta historia, lo que cuestionan muchas voces es el cómo se han hecho las cosas… porque si una democracia con más de dos siglos de antigüedad se ha puesto al nivel del abyecto Osama, y sin embargo es aplaudida, es en parte gracias a haber visto miles de películas  en las que por encima de todo, al final siempre ganan los buenos, y el malo tiene una muerte dolorosa.

Aristoi…“¿los mejores?”

Esta entrada nace comentando con un compañero de trabajo el circo de la campaña electoral (atención: análisis a vuelapluma… nada riguroso). 
Comenzamos con la propaganda del PP: os habrán llegado a vuestros madrileños buzones esas listas cuajadas de apellidos compuestos, de aristócrata alcurnia y abolengo, tipo Gil de Biedma y demás… no sería prejuicioso si ellos no fueran clasistas, pero es que ¡hay que joderse!,  que te vengan con el rollo segregacionista del “Bachillerato de Excelencia” y se les llene la boca con la palabra MÉRITO quienes menos han usado de él para medrar, unos tipos a los que la pasta y la posición les han llegado por vía cromosómica, o directamente a dedazo.
Luego vienen los del PSOE, echando el resto y apostando fuerte por la alcaldía de Madrid con Jaime Lissavetzky, cuya carta de presentación, llena de vaguedades (mira que sólo tienes un folio por una cara para sintetizar esa avalancha de propuestas que nos ofreces), destaca en rojo sólo una: la supresión de la tasa de basuras…¿¿¿??? (ya he hablado en otras entradas de lo que opino sobre la financiación municipal, y el subidón que le pegaría al IBI)
Y por último, me enseña mi compañero y la foto de grupo de IU por Chamberí y entonces ya sí que sí se me caen los palos del sombrajo: 2 menores de 60 años entre 12 personas… que no sabe uno cómo ha pasado el PC de ser el partido de los conciertos en la Casa de Campo, al de los apalancados.
En fin, esto es lo que hay, espero que no se les indigeste el menú. Nosotros ya lo tenemos claro, he hablado con mi hija y dice que ella va a votar a Bob Esponja.

c/Intemperie, sin número

Tenía un juego: adivinar, sólo por su forma de caminar y por la curvatura de su espalda, el tamaño de los pechos de las mujeres según se acercaba a ellas en el metro o en la calle. Lo llevaba a cabo sin molestar a nadie, todo ocurría en su mente. Le producía una gran alegría comprobar que había acertado (pequeñas y a su altura, grandes y separadas…), cuando ella se giraba en el quiebro de la esquina, o si tenía la oportunidad de adelantar a la chica, y echar entonces un vistazo rápido y discreto sobre su hombro.
Ser alcohólico era su manera de soportarse a sí mismo, en cuanto a los demás, en general partía de la premisa de que todo el mundo era un hdp hasta que demostrase lo contrario. Había transformado el imperativo categórico de Kant en “trata a todo el mundo como si su fin fuera putearte”. Debido a esta actitud defensiva tenía pocos amigos y evitaba el albergue, donde ya le habían robado un par de veces.
Pasar el día entre atontado y adormilado por el vino de cartón hacía más llevadero el recuerdo doloroso y dulce de una vida mejor. Había sido niño y lo habían querido y cuidado, había sido joven, guapo, había estudiado y había tenido un trabajo, una familia… había sido como ellos hasta que todo se rompió.
Ahora el alcalde de su ciudad había decidido que él no iba con el nuevo mobiliario urbano, con esos bancos de 3.000€, esas luminarias de 6.000€ y el pavimento de 100€/m² que “configuraban un espacio único para la interrelación y el encuentro de ciudadanos y visitantes”, gilipollez que había leído en el 20 minutos con el que se tapaba esa noche. Él, por lo visto, no estaba comprendido en ninguno de los dos términos: no era “ciudadano” por no tener domicilio, y no era “visitante” porque no iba a ninguna parte, así que su destino -algo seguramente inconstitucional- era acabar obligatoriamente en el albergue atestado de lobos… que ya lo dijo Hobbes.